Aprender a leer en 3, 2, 1…

La educación emocional está en pleno auge: aprendimos a nombrarlas, reconocerlas, las hicimos personajes de película y les escribimos historias hermosas. Mucho material circula desde hace un tiempo entre familias y escuelas.

Cuando un/a niñ@ cumple seis años y entra a primer grado (o lo que suceda antes) lo más común es que para todos los de su entorno (familia, amigos, vecinos e incluso maestros) empiece una cuenta regresiva hasta que comience a leer y cuanto antes suceda mejor.

Las preguntas que nos hacemos son:

Por qué el apuro? A qué edad debe aprender a leer y escribir un/a niñ@? Lo antes posible? Nuestra respuesta a la última pregunta es no. Más rápido y antes no es mejor.

Graciela Montes encontró palabras para describir el intenso y apasionante encuentro que se produce cuando aquellas marcas que llamamos letras empiezan a tener significado y sentido. Ahí, justo en el nacimiento de un lector.

«Pensemos por un momento en lo que ha sido la lectura en nuestras vidas, sin dejar afuera ni al que somos ni al que fuimos. Incluyamos (…) también al pequeño héroe que está atravesando el arduo bosque de la alfabetización y avanza con una mezcla de audacia y de cautela sobre el renglón escrito, sosteniéndose en el dedo para no caerse en el caos, topándose con letras fáciles y con letras peligrosas, con señales que reconoce de inmediato con una sonrisa y con otras que le envían mensajes confusos, que lo sumen en el desasosiego, pero que por fin –arriesgando a veces una apuesta- termina por conquistar, para su gozo. ¿Quién dijo que leer es fácil? ¿Quién dijo que leer es contentura siempre y no riesgo y esfuerzo? Precisamente, porque no es fácil, es que convertirse en lector resulta una conquista. Precisamente, porque no es fácil, es que no es posible convertirse en lector sin la “codicia del texto«

Montes, G. (2001). La frontera indómita. México: Fondo de Cultura Económica

Grandes pasos se han avanzado, que indican un buen camino que se ha iniciado y mucho aún por recorrer.

Para seguir caminando juntos, queremos compartirles algunas reflexiones, que reflejan nuestros posicionamientos teóricos, ideales y convicciones. Como en materia de educación no vale todo, nos gusta llevar a debate interrogantes que nos permitan pensar más allá…

Algunos tips EnLápiz para acompañar la conquista de nuevos lectores: Los Sí y los No

✓ Favorecer y potenciar la idea de que en primer grado se aprende a leer, pero también se aprenden muchas otras cosas!! Y es mentira que “se repite primero” si no se lee convencionalmente. En relación a esto tengamos presente un dato objetivo, la legislación no los obliga. El Diseño Curricular presenta los contenidos o quehaceres del lector con una organización ciclada. Además, la Resolución 174 /12 aprobada por el Consejo Federal de Educación considera entre otros puntos: “los dos primeros años de la escolaridad primaria como una unidad pedagógica, acompañada por acciones dirigidas a asegurar el aprendizaje de la lectura y la escritura de todos, lo que garantiza mayor justicia escolar (…)”

✓ Familia y escuela deben trabajar para que los niñ@s transiten sus primeros años de escolaridad primaria con confianza, alegría, entusiasmo…   evitando frases tales como “si no aprendes a leer vas a repetir primero”, “ahora que estás primero tenes que leer el libro sol@“

✓ Podemos y debemos brindarles múltiples oportunidades de encuentros con el mundo letrado a través de libros y diversos textos (carteles, diarios, revistas) teniendo en cuenta sus intereses, con materiales atractivos y ubicados en el lugares adecuados y a su alcance, leerlos muchas veces hasta casi saberlos de memoria, hacer actividades divertidas con las letras, etc.

✗Estamos seguras que lo que no hace que la lectura y la escritura sea más atractiva a los niños es copiar palabras que carecen de sentido para ellos. Obligarlos a copiar una lista interminable de palabras o letras.

✗El proceso de aprendizaje de la lectura no se trata de descifrar letras o enseñarles el abecedario de memoria.

✓ Es importante saber que no todos los seres humanos aprendemos lo mismo al mismo tiempo. Habrá algunos niñ@s que tengan curiosidad y facilidad desde muy temprano y otros muchos a los que les lleve más tiempo.

✗No es para nada recomendable enseñarles a leer mientras no lo necesitan, no les interesa y no es su momento ya que lo único que conseguiremos es desmotivarlos y lo que no motiva es muy difícil que se aprenda significativamente.

✓ Esto no quiere decir que no les enseñemos muchos otros conocimientos o habilidades que serán significativos para la adquisición de la lectura, creatividad, curiosidad, autonomía, mediante diferentes experiencias con el mundo que los rodea que incluye el mundo de las letras pero no excluye otros!

✗NEs importante no acelerar el proceso para evitar poner etiquetas con frases tales como “viene lento”, “está vago”, “no le interesa” que los acompañaran más tiempo del que somos conscientes.

✓Más bien con las palabras debemos favorecer la autoestima, valorar cada inquietud lectora (“Qué dice ahí?”, “Esa es la de mi nombre?”), cada intento, cada logro.

Contactanos

Dejanos tu consulta y te responderemos en breve.
Los turnos se dan únicamente por vía telefónica

Espacio EnLápiz

Pscicopedagogía

Av. Regimiento de Patricios 176, Barracas, CABA

info@enlapiz.com.ar

tienda@enlapiz.com.ar